fbpx

Las venas varicosas no son tema de vanidad

Las venas varicosas no son tema de vanidad

Sabías que 1 de cada 5 personas en el mundo sufre de venas varicosas.
La comunidad latina es una de las más afectadas, ya que por herencia tiene una predisposición del 50% a desarrollarla.

 

¿Qué son las venas varicosas?

Las venas varicosas son venas que se inflaman debido al mal funcionamiento de las válvulas y paredes que las recubren. Si éstas no tienen la fuerza suficiente para transportar la sangre en contra de la gravedad y de regreso al corazón, la sangre se devuelve, se acumula y genera inflamación.

Sus síntomas

Venas dilatadas, 1 de cada 2 mayores de 50 las tienen, presión arterial alta, suelen encontrarse en las pantorrillas, causa hormigueo o calambres.

Sus causas

Obesidad, sedentarismo, mucho tiempo de pie, algunos anticonceptivos, antecedentes familiares.

Las venas varicosas no son temas de vanidad

Aunque las venas varicosas y las famosas ‘arañitas’ (pequeños vasos capilares que al dilatarse resultan visibles), afectan tanto a hombres como mujeres, son las mujeres a quienes más le incomodan porque no las dejan lucir sus piernas con tranquilidad.
Sin embargo los efectos estéticos pasan a segundo plano cuando su doctor le explica que la aparición de arañitas o la inflamación excesiva de las venas varicosas es tan sólo uno de los síntomas físicos que revela que puede estar sufriendo de insuficiencia vascular y su sistema circulatorio está teniendo problemas para funcionar correctamente.

IMPORTANTE

Con la edad, la falta de ejercicio, los cambios repentinos de peso, el tipo de trabajo, pueden ser las causas de que esas arañitas se conviertan en venas varicosas y necesite de un procedimiento médico para ayudar a corregir su circulación.

Visite a su médico antes de que se presenten estas posibles complicaciones

Cambios de coloración en la piel: aparición de manchas debido a la acumulación de glóbulos rojos estancados, piel extra seca con intensa picazón.
Úlceras varicosas: aparecen como consecuencia de la irritación de la piel. Se presentan sobre todo en la cara interna de los tobillos y son dolorosas, bastante difíciles de curar, y se infectan con facilidad.

Sangrado y Hemorragias: pueden deberse a la piel irritada e incluso producirse de forma espontánea. Si se presentan debe acudir a su médico especialista para que pueda establecer su tratamiento.

Infecciones: las lesiones producidas por la piel irritada , así como las úlceras varicosas, e incluso la propia fragilidad de la piel, facilitan la entrada de bacterias y el inicio de infecciones causando dolor, inflamación, enrojecimiento y posible supuración.

Trombosis de las venas varicosas: ocurre por la formación de un coágulo en el interior de las venas varicosas, normalmente no suele plantear consecuencias graves, salvo que el trombo se produzca en una zona en que pueda desprenderse y alcanzar la circulación profunda.